ASÍ ES EL EXAMEN

Los exámenes tienen CUATRO PARTES DIFERENCIADAS:

1.- Preguntas de selección de alternativas: normalmente la primera pregunta del examen

contiene 6 preguntas que se contestan por alternativas (a, b, c, d) relacionadas con fechas,

conceptos, definiciones. Suele haber cuatro alternativas, de las cuales 2 suelen ser muy fáciles

de descartar. Cada pregunta vale 0,5, por lo que si las resuelves todas bien son 3 puntos.

2.- Preguntas teóricas de desarrollo: normalmente son unas 4 preguntas relacionadas con la

definición de conceptos o la relación de ideas. Cada una puede valer 1.

La recomendación es que siempre escribamos algo.

3.- Casos Prácticos: Suelen poner algún caso práctico y es muy importante; todo indica que se

puntúa hasta con 2 puntos. Así pues es muy importante que lo leas tranquilamente y que escribas

sobre él.

4.- Siglas para decir lo que significan: Es la última pregunta del examen. Ponen 4 palabras

formadas por siglas y tienes que decir qué significan (OIT– Organización Internacional del Trabajo).

Todo indica que esta pregunta vale 1 punto.

ANTES DEL EXAMEN:

Has de preparar correctamente la asignatura, primero mediante lectura comprensiva del tema y

memorización de los conceptos marcados como importantes.

Hacer las actividades te puede ayudar a ello y, sobre todo, hacer la GUÍA DE REPASO.

EN EL EXAMEN:

  1. Lo primero es leer todo el examen y comenzar por contestar lo que mejor te sepas.
  2. Es importante leer bien todos los enunciados para saber concretamente qué es lo que nos piden.
  3. Como las preguntas de alternativas no descuentan en la puntuación final, contéstalas todas.
  4. Para conseguir el aprobado, hay que hacer bien las de desarrollo.
  5. Intenta no dejarte ninguna pregunta en blanco, ya que da la impresión de no haber estudiado.
  6. Antes de entregar el examen, pégale un vistazo general por si se te puede ocurrir algo más.
  7. Para responder las preguntas:
  • Cuida el lenguaje y la construcción de las frases.
  • Es mejor utilizar frases cortas, que son más sencillas de leer, que largas.
  • Utiliza comas para separar ideas y ayudar a la correcta lectura y comprensión.
  • Cuida la letra y la ortografía para que se entienda bien lo que explicas.
  • Cuando hayas acabado, relee siempre la pregunta y tu respuesta.

 

 

publicado 16/04/2012 por Iniciatives Solidàries